¡MUCHA SUERTE A TOD@S PARA ESTE DOMINGO!

Queridos futuros jueces y fiscales, el camino hacia la justicia y el servicio público puede ser desafiante, pero recordad que cada obstáculo es una oportunidad para demostrar vuestro compromiso, dedicación y pasión por la ley. Confiad en vuestra preparación, confiad en vuestra ética y confiad en vuestra capacidad para impartir justicia con imparcialidad y humanidad. Cada ley que defendais, cada sentencia que dictéis, y cada acto de integridad que demostréis, contribuirá a construir un sistema judicial más justo y equitativo para todos.

Nunca subestimeis vuestra capacidad para alcanzar metas. Habéis dedicado tiempo, esfuerzo y sacrificio para llegar hasta aquí, y eso merece ser reconocido. Confiad en vuestras habilidades, mantened la calma y enfocaros en el conocimiento que habéis adquirido. Recordad que este examen es solo una oportunidad más para demostrar todo lo que valéis. ¡A por todas!